30 marzo 2011

Estudios científicos apuntan que la oración derrite la ira. Cuando esté enojado póngase a orar


Por: Domingo Ant. 
Nicolás
, Relacionador Público

Orar puede ayudar a muchas personas se sientan menos enojado y se comporten de forma menos agresiva después de que alguien les ha ofendido indica una investigación científica reciente.

Una serie de estudios demostraron que las personas que fueron provocadas por comentarios insultantes de un desconocido sientieron menos ira y agresión poco después de haber orado.

Estos estudios han sido dirigidos por Brad Bushman profesor de comunicación y la psicología en la Universidad Estatal de Ohio.

"La gente a menudo recurren a la oración cuando se sienten las emociones negativas, incluyendo la ira", dice. "Hemos encontrado que la oración puede realmente ayudar a las personas hacer frente a su ira, probablemente, ayudándoles a cambiar su forma de ver los eventos".
(Cortecia: Cristianos al día) 

Versículo del día